5 razones por las que desarrollar proyectos propios es rentable

Cuando no estoy trabajando para encargos freelance me gusta trastear con otras tecnologías y lenguajes. A continuación expongo algunos mótivos por los que desarrollar proyectos propios puede acabar siendo rentable en muchos aspectos:

Es divertido

No hay nada cómo poder trabajar para uno mismo. Tu planificas tus horarios, nadie te supervisa, creas algo a tu gusto, tu decides que detalles son importantes y cuales no. Es una buena manera de probarse a uno mismo y conocer nuevas áreas.

Aprendes

¿Cuál es la mejor forma de aprender una tecnología nueva como pueden ser Node o Django? ¿O usar una base de datos que no has usado nunca? En un proyecto de consultoría tradicional de traje y corbata ya te adelanto que no será. Prueba a hacer un “hola mundo” en un nuevo lenguaje para ti, después amplíalo, descubre que puedes hacer con esa nueva plataforma, lee documentación, etc. Juega con ello.

Ganas experiencia

Imagina que al poco de haber hecho un pequeño proyecto en un lenguaje que hace unos meses ni conozcas, aparece ante tí una oferta de trabajo (ya sea freelance o contratado) ¡Ya tienes el primer paso dado! Sin apenas darte cuenta has ganado experiencia. Puede que an no seas experto, pero con el tiempo irás mejorando.

Amplías portafolio

Hoy en día da igual que tengas 2 carreras, 3 máster y 40 certificados. Incluso me atrevería a decir que ni siquiera que hayas trabajado X años en una empresa pueda servir dentro de un tiempo. Ahora prima más lo quá has hecho o sabes hacer qué lo que has estudiado. Ahora la gente quiere algo visible para saber si eres la persona que necesitan.

Si haces un diseño, súbelo a Dribbble, si haces código, súbelo a GitHub. Estos portales son ahora tanto o más importantes que un buen perfil en Linkedin.

Esa es una de las razones por las que mi colega Jorge y yo desarrollamos Pelitweets. No tenemos modelo de negocio definido y no esperamos ganar dinero por ahora. Después de un tiempo trabajando para empresas o clientes privados, tienes trabajo hecho que no puedes enseñar por contrato u otras razones y de esta manera amplias tu portafolio.

Consigues clientes

Cuando te inscribes a una oferta o te contacta alguien y te pide un portafolio, ahora ya tienes algo que poder enseñar, tuyo 100%. Es una manera de probar tanto tus conocimientos técnicos como tus habilidades. Has invertido tiempo en desarrollar tu proyecto, pero esa inversión puede verse amortizada con una buena oferta posterior.

Por eso os animo a que invirtáis vuestro tiempo libre en aprender cosas nuevas y realizar pequeños proyectos propios, nunca se saber quién puede estar al otro lado viendo tu trabajo. ¿No crees?